miércoles, 24 de noviembre de 2010

" JUZGAR "

La irrefrenable tendencia del ser humano a juzgar las acciones de los demás debería ser sometida al propio juicio de quién la ejercita.

Decimos "esto está bien" ó "esto está mal" ó "esto es lindo" ó "esto es feo" sin advertir que todas ellas son sentencias de carácter puramente subjetivo y que sólo responden a nuestra apreciación de la realidad.

Si en lugar de decretar absolutamente que "esto está bien" dijéramos "esto, para mí, está bien", y en lugar de decir "esto es lindo" dijéramos "esto me gusta", estaríamos mostrando una actitud más abierta y admitiendo que esa es nuestra visión de la realidad, reconociéndole a los demás el derecho de tener las suyas propias, tan válidas como las nuestras.

Tener una mente abierta dispuesta a aceptar opiniones diferentes a las nuestras es, sin duda, positivo y enriquecedor. Porque muchas veces nos permiten detectar nuestros errores y corregirlos. Y esto se traduce en un mejoramiento de nuestra persona.

Pensemos bien antes de juzgar las acciones de los demás y de emitir juicios sobre las cosas. Pero no dudemos de someter a un severo juicio a nuestros propios pensamientos y actitudes, que nos sirva para depurar todo lo negativo que hay en nosotros.

En cuanto pongamos esto en práctica descubriremos que no tenemos la más mínima autoridad para juzgar.

Graciela Heger A. - Argentina

Así es como me estoy sintiendo ultimamente "JUZGADA", por personas que ni tan siquiera me conocen y no he cruzado ni una sola palabra con ellas, solo el conocimiento a través de este medio, siendo cordiales y cariñosas las relaciones. Siempre hay que oír las dos versiones del problema que se haya creado, tengo la conciencia tranquila, se lo que he dicho y lo que me han dicho, pero no acostumbro como se lleva ahora a grabar y manipular lo que se habla y lo que se escribe.

Es triste el haber confiado en gente que de repente te mete en un lió cuando más tranquila estas, es la segunda vez que me pasa, espero que sea la ultima, aunque estoy convencida que volveré a caer, pero no puedo permitir que esta mala experiencia me haga desconfiar de las personas a las que voy conociendo y las ya conocidas, afortunadamente no todo el mundo actúa de esta manera tan retorcida.

Ahora lo único que quiero es seguir adelante, sin malos rollos, nunca los he tenido hasta este momento, perdonar por esta entrada, pero necesitaba hacerla, la hubiera hecho más extensa y dando más detalles, pero como dice el refrán "a buen entendedor con pocas palabras bastan".

Gracias a los que estáis y a los que no también.

10 comentarios:

caballero dijo...

No tengo el gusto de conocerte, pero me agrada como escribes, he leído varias de tus entradas y refleja cosas muy lindas.
Te invito a visitar mi blog de defensa personal para mujeres.
Un saludo cordial

Atte: David Rosales

Koldo dijo...

Angelosa, sabias palabras. Hacía tiempo que no te visitaba. Un besote y felicidades por no fumar.Koldo.

africa dijo...

Quien no ha sido juzgado en un momento de su vida y quien no ha juzgado a alguien?. Lo mejor es hablar e intentar entender. Si todos habláramos y reconociéramos nuestros fallos el mundo sería maravilloso. Pura utopia no crees?, un beso!

AFRICA04

Adara dijo...

"Tener una mente abierta dispuesta a aceptar opiniones diferentes a las nuestras"...

Ahí la has dado!!!!, en esa frase está el quid de la cuestión...estoy contigo y estoy también para lo que quieras,lo sabes.

un saludin

andylonso dijo...

Hola guapetona!. Sincera la entrada y preñada de sabiduría.
No me gusta que me regalen los oídos. Los amigos no. De la gente en quien confío, espero que me sepan abrir los ojos cuando la ceguera me impida ver la realidad que hay ante ellos, que no me dejen caer en la complacencia, que no me dejen hundirme, que compartan mis risas. Pero sobre todo, que no me juzguen, como yo tampoco los juzgo a ellos.

No soy quién para juzgar a nadie, porque yo también seré jugada, en culquier momento, y en determinados aspectos, ya lo he sido. No me importa. La gente que juzga a los demás es demasiado prejuiciosa y lo que ya no entiendo son los juicios emitidos en relación a temas que no se conocen, problemas de los que tenemos conocimiento de forma tangencial.......es absurdo.

Si cada uno de los que juzga se detuviera a examinar su actitud, tan sólo por cinco minutos....quizá ya no se atrevería a juzgar.

Un beso guapa, y pa juzgar, que lo hagan los jueces ¡No????

PanteraNegra dijo...

enhorabuena por este año sin fumar, yo ya voy por los dos meses y medio, estoy contenta.
Sabes que no soy de grandes demostraciones, y mucho menos de demostraciones públicas, pero sabes que puedes contar conmigo, nada más.
Muchos besos y achuchones.

Anónimo dijo...

Pues si, es cierto, vemos el mundo de una manera muy distorsionada.
En una situación de conflicto entre dos personas, la mayoría de las veces nos posicionamos del lado de la persona que mas conocemos, escuchamos su versión y obviamos la de la otra persona. Por lo tanto, nos quedamos con la mitad de la información.
Dicen que con la medida que juzguemos nos juzgaran y con el palo que midamos nos medirán (mas o menos es así). Por lo tanto, no soy quien para juzgar.
A veces juzgamos un hecho que nos ha pasado como bueno o malo, pero en muchas ocasiones por ese “malo “nos viene un bueno, por lo tanto, ese malo se podría cambiar a beneficioso, pues en la mayoría de las veces nos hace crecer y disminuir nuestro ego.

Angelosa, piensa que en la medida en que te juzguen se les juzgara a ellos.
La verdad que duele cuando te juzgan mal, que no se vaya con malicia y se te mal interprete lo que tu puedas decir.
En fin, para cuatro días que vivimos, es cierto, nos complicamos mucho la vida.
Ya veras, esto te hará mas fuerte y mas comprensiva con la vida.

Un abrazo.

Menta.

Lalunallena dijo...

Hace mucho que no me paso por tu blog. Bueno, en realidad, hace mucho que no me paso casi por ningún blog. No he estado muy "fina"... Pero he vuelto, he vuelto y espero que sea por mucho tiempo.

Cuanta razón tienen todas y cada una de tus palabras. Me he sentido reflejada en ellas. Creo que a todos nos ha pasado alguna vez.

Gran entrada que da mucho que pensar.

Gracias por compartirla.

Un abrazo bien fuerte.

GELI dijo...

Peti, Peti, Peti, élla tuvo el privilegio de conocerte, pero solo te voy a decir una cosa, se equivó de tren y ahora tu la has hecho bajar. ¿En que tren se montará? ni lo se ni me importa, ahora creo que ya es muy tarde para que se vuelva a subir en el nuestro.

Un puñado de besos de chocolate.

Geli.

Begus dijo...

Angelosa, qué decirte que no sepamos ya??? primero nos tocó pasar juntas por una decepción con quien ya sabemos, después nos tocó a Adara y a mí con la que ahora te ha tocado a ti...qué se puede hacer ante esto??? aplaudir, celebrarlo y a otra cosa mariposa.
Tú sabes que cuando me necesitas estoy, y eso es lo importante.
Un abrazo enorme

Publicar un comentario

¡¡ cuentame y no mires atras !!


Gracias querida Gata, sigo aquí, pero sin ganas de nada.

MI SALONCITO DE REGALOS Y PREMIOS