jueves, 31 de marzo de 2011

LA HISTORIA DE PEPE

Pepe era el tipo de persona que te encantaría ser. Siempre estaba de buen humor y siempre tenia algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, el respondía:

- Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo.

Era un JEFE único porque tenía varias empleadas que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las empleadas seguían a Pepe era por su actitud.

Él era un motivador natural: si un empleado tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación. Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Pepe y le pregunte:

- No lo entiendo... no es posible ser una persona positiva todo el tiempo ¿cómo lo haces?...

Pepe respondió:

- Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo, Pepe, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Escojo estar de buen humor.

- Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello.
Escojo aprender de ello.
- Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida.

- Si, claro, pero no es tan fácil, protesté.

- Si lo es. Dijo Pepe.

- Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección.

"Tu eliges como reaccionas ante cada situación, tu eliges como la gente afectará tu estado de ánimo, tu eliges estar de buen humor o mal humor".

"En resumen, TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA".

Reflexioné en lo que Pepe me dijo... Poco tiempo después, deje la industria hotelera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Pepe, cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar contra ella.
Varios años más tarde, me enteré que Pepe hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante, dejo la puerta de atrás abierta y una mañana fue asaltado por tres ladrones armados.

Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbalo de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Pepe fue encontrado relativamente pronto, llevado de urgencia a una Clínica.
Después de ocho horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta, aún con fragmentos de bala en su cuerpo.

Me encontré con Pepe seis meses después del accidente y cuando le pregunte como estaba, me respondió:

- Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo".

Le pregunté que paso por su mente en el momento del asalto.

Contesto:

- Lo primero que vino a mi mente fue que debí haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones:

- Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir.

- ¿No sentiste miedo? Le pregunté.

Pepe continuo:

- Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras, realmente me asuste. Podía leer en sus ojos: Es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar una decisión.

- ¿Qué hiciste? Pregunté.

- Bueno, uno de los médicos me pregunto si era alérgico a algo y respirando profundo grite: - Si, a las balas - Mientras reían, les dije: estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto.

Pepe vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendió que cada día tenemos la elección de vivir plenamente, la ACTITUD, al final, lo es todo.

Recuerda, sólo se frustran aquellos que dejan de ver la parte positiva de sus resultados y de la vida...

12 comentarios:

mirandoelmar55 dijo...

Muy bonita reflexion...pero yo pienso que no es tan facil..me pasa lo mismo,a la otra persona,tengo que cambiar ,lo se,y hay veces que me es muy dificil,pero tambien me gusta ver la botella medio llena,aun que muchas veces esté medio vacia,ves es todo un lio,pero aprenderé,de todas esas reflexioes.
Un beso.

menchu_

Jacquie. dijo...

Angelosa, y es así. La vida es lo más que tenemos, pues vamos a sacarle lo mejor de lo mejor, exprimir lo positivo de cualquier momento o situación que nos pueda molestar.
La persona positiva atrae momentos gratificantes, sensaciones de tranquilidad, de paz.
Tu ejemplo es un buen ejemplo, de alguien que ama de verdad lo que tiene y elige como quiere vivir, elige una postura inteligente cara a esta vida.

Estaba deseando que actualizaras, me gusta leerte.
Un abrazo enorrrme, sabes que te aprecio mucho Angelosa.
Jacquie.

Melinda dijo...

Esa es la forma de encarar la vida. Yo no tengo a Pepe en mi vida pero si a una compi que hace que todo sea más positivo con sus frases acertadas y sus ganas de mirarlo todo positivamente.

Un besote

Mery Larrinua dijo...

Buenisima reflexion!!!
un abrazo

africa dijo...

El otro dia recibí un mail de esos que circulan por ahí y que contenía un gran mensaje, muy parecido al tuyo, decía que la vida la controlamos "solo" un 10%, el resto, el 90%, era consecuencia de ese 10%.
Es mjuy dificil tener siempre aptitud positiva y verlo todo de color de rosa pero por lo menos debemos intentarlo, que nunca nos llamen cobardes, un fuerte beso.


AFRICA04

Anónimo dijo...

Hola Angelosa!

Últimamente no tengo mucho tiempo y tengo olvidados los blogs, pero he entrado un momento al tuyo y he podido leer el post anterior y este otro.
Hija, que me han encantado los dos!

Por naturaleza solemos tener una mente negativa (amen de que la sociedad no para de bombardearnos con mensajes del tipo que todo esta mal, que la gente es mala, que el mundo es como una selva…).

Cuando se esta en el centro de un conflicto ya sea interno o externo, no es fácil ver la solución (cómo dijo Einstein: la solución esta en una frecuencia superior de la que origino el problema (bueno, mas o menos era así).
Yo por ejemplo cuando alguien me hace algo y creo que no me lo merezco, la primera pregunta que me hago es por que me haría algo así y claro, me posiciono de victima (con que no me lo merezco y esa cosas…), después cuando trato de alejarme del problema lo suelo ver diferente y retomo mi confianza con la vida pues ella sabe mas que yo lo que es mejor para mi.
A veces el problema somos nosotros mismos más que el otro.
Reflexionando siempre que podamos (pero siempre tratando de alejarnos del problema o del dolor), podremos llegar a los porqués, y nos sentiremos mas aliviados y con menos peso emocional, pues cuando nos distanciamos del problema, se abre un abanico mas grande de posibilidades.
Creo que no dejamos nunca de aprender y de ver tras las apariencias (bueno, eso, el que quiera hacerlo).

Toda una lección de humildad este post, si Señor!!

Un besazo!

PanteraNegra dijo...

Yo tengo un poco de Pepe, sobre todo cuando en la vida me pintan bastos...es una estupenda filosofía de vida.

(Pafermi) dijo...

Hace poco en el taller de Empleo donde estudio, una profesora nos dejó este texto en forma de power point.
Muy bueno!.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Uysssssss que me acabo de dar cuenta que ayer no puse mi nick, soy la anónima que esta debajo de africa.

Menta.

Velvetina dijo...

Todos deberíamos de llevar a un Pepe como este en nuestro interior para que nos hablara al oído los días en los que amanece nublado ¿verdad?.

Sé que cuesta mucho ser como Pepe, lo sé porque yo intento imitarlo a diario y ¿sabes una cosa?, los resultados son tan asombrosos que te olvidas de toda negatividad por costumbre y ¡atraes a tu Vida tan sólo lo bueno!.

Nos enseñaron mal desde nuestra época del colegio, ¡nos enseñaron mal porque comenzamos a preocuparnos por todo!: si no me habla mi vecinita, si mi padre me va a regañar, si he roto un jarrón… por lo cual, desde entonces, ¡comenzamos a prestar más atención a los disgustos que a las alegrías!.

La gente no es infeliz o Feliz frente a la Vida por lo que le sucede, sencillamente se es infeliz o se es Feliz por como te tomas esa misma Vida.

Un fuerte abrazo primor

Velvetina

La Gata Coqueta dijo...

Como ya sabes estoy descansando unos días, lo que me ha prohibido el famoso tiempo pasar a felicitarte el fin de semana. Pero sí, hoy puedo disponer de un instante y al menos despedirte el domingo con la alegría que siempre llevo impresa en mi interior.

Deseando que inicies una semana donde se cobijen todas las ilusiones que ya tengas trazadas sin rendirte a hacerlas posibles.

Un beso te dejo acompañado de una leve sonrisa, que en mi se proyecta de armonía cuando te estoy escribiendo estas letras.

Marí

GELI dijo...

Ay Peti, "pon un Pepe en tu vida", jajajajaja, pero yo para que quiero un Pepe si tengo una Peti en mi vida, que me sube la moral cuando me hablas, que me ayuda en los momentos bajos, que se que siempre estás ahí....... que te quiero hermosa mia.

Un beso de chocolate.

Geli.

Publicar un comentario

¡¡ cuentame y no mires atras !!


Gracias querida Gata, sigo aquí, pero sin ganas de nada.

MI SALONCITO DE REGALOS Y PREMIOS