sábado, 14 de mayo de 2011

EL ERIZO


Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío. Los erizos dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos.

De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor.

Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados. Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra.
Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro. De esa forma pudieron sobrevivir.

Moraleja de la historia

La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y admirar sus cualidades.

11 comentarios:

Andylonso dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la moraleja, es más, creo que es el hecho de aceptar los defectos de los demás y saber quererlos así lo que nos ayuda a madurar, lo que nos enseña a querer de verdad y a darnos cuenta de que los demás también conocen nuestros propios defectos.

Una amistad que no acepta a la gente como es, no es tal. Hay que aprender a querer a la gente tal y como es porque, si intentamos cambiarlos y hacerlos perfectos, no los queremos de verdad.

Un abrazo y gracias por ofrecerme el silbido. Besos

Adara dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que aprender a vivir con los defectos y cualidades de los demás, pero hay un pero...esas relaciones tienen que ser equitativas, si tú das te dan y viceversa, porque si no es cuando la balanza se rompe y la relación se echa a perder.

un saludin!!
P.D ( ahora parece que blogger ya va bien)

Ricardo Miñana dijo...

Coincido contigo, hay que aprender a compartir con humildad.
un pacer leerte.
feliz semana.

La Gata Coqueta dijo...


Cuando el alma llora
su consuelo en el vacío
en el más absoluto silencio

En soledad reposando
cuando va tropezando
con los muros impuestos
de la incomprensión...

*****
Que satisfactorio me resulta pasar a leer el texto que has dejado pensado con la tibieza del sentimiento para deleite de quienes te seguimos.

Un buen inicio de semana te deseo con el afecto que hemos granjeado desde que he tenido el gusto de conocerte.

Besos

María del Carmen

Melinda dijo...

Preciosa historia!!! La tendré en cuenta cuando se me clave una espinita de alguien.

Besotes

GELI dijo...

Hay un anuncio que de entre varias preguntas le dicen a "Ana Rosa Quintana", ¡dime un defecto! y ella contesta ¿solo uno?, pues lo mismo te digo yo amiga, tanto tu como yo tenemos muchos defectos, por eso nos queremos, porque nos aceptamos tal y como somos.

Un beso de choco9late.

Geli.

La Gata Coqueta dijo...


Los torreones para los castillos
los castillos para el sielencio
las estrellas para el firmamento
y para los amig@s mis sentimientos.

Feliz fin de semana!!

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...


Me encuentro descansando unos días en mi tierra bañada por el mar Cantábrico.

Pero no por ello dejo de sentir la necesidad de pasar a dejarte unas letras para saludarte y desearte un hermoso fin de semana como presiento va a ser el mio también.

Mis disculpas por no pasar a principio de semana, por más que lo he intentado me ha sido imposible...

Desde esta tierrina de tan frondoso verdor de la que estoy disfrutando te envío un inmenso abrazo de afectos!!

María del Carmen

Velvetina dijo...

¿Quién no tiene defectos?, ¿quién no ha lucido alguna que otra vez un traje de espinas como los erizos?... ¿quién no ha necesitado sentir el calor de un ser querido sea como esta persona sea?.

Cuando se quiere a alguien, cuando se quiere a alguien de verdad, lo aceptas tal y como es, sea para ti un amante o sea para ti un amigo.
En ocasiones, somos nosotras mismas las que metemos la pata (como se suele decir) por aparentar lo que no somos con el único propósito de que nos quieran… Escondemos nuestras espinas, mostramos nuestra mejor cara y regalamos caricias, sin darnos cuenta de que tarde o temprano nuestra cierta presencia sale a relucir.
¡No hay que tener miedo a desnudarse!, seamos erizos, pavos reales u ositos polares… Porque el verdadero miedo se encuentra cuando descubres que no tienes a nadie a quien abrazar o quien te abrace.

… Y si ese ser querido nos hiere, ¡el Amor es la mejor de las curas!.
Por cierto, ¡¡¡me encanta ser totalmente imperfecta!!!

Un abrazo grande, grande, grande…

Velvetina

MaysArte dijo...

Todos somos humanos y debemos aceptarnos con nuestras virtudes y defectos.

Besitos Angelosa y Gracias por la Felicitación.
May.

50leonor dijo...

Preciosa la entrada niña, es una de las cosas en las que he tratado de hacer mas incapie con mis hijos. Siempre les digo que no pidan perfeccion a sus amigos porque ellos tampoco son perfectos. Ahora tambien te digo que a estas alturas de mi vida me cuido mucho de la gente que solo me hace sufrir.
Quiero darte las gracias por estar ahi niña, un besote.

Publicar un comentario

¡¡ cuentame y no mires atras !!


Gracias querida Gata, sigo aquí, pero sin ganas de nada.

MI SALONCITO DE REGALOS Y PREMIOS