sábado, 27 de diciembre de 2008

TOTALMENTE PAGADO


Una tarde, un pequeño se acercó a su madre que preparaba la cena en la cocina, entregándole una hoja de papel en la que había escrito algo. Después de secarse las manos y quitarse el delantal, ella leyó lo que decía la nota:

Cortar el césped del jardín....................... 15

Limpiar mi cuarto esta semana............... 5

Cuidar de mi hermano.............................. 5

Ir a la panadería........................................ 0,5

Sacar la basura toda la semana............... 2,5

Libreta con buenas calificaciones............ 50

Limpiar el patio......................................... 5


Total adeudado......................................... 83


La madre lo miro con fijeza mientras él aguardaba expectante. La madre tomó un lapicero y en el reverso de la misma hoja anotó:

Por llevarte 9 meses en mi vientre y darte la vida..........NADA

Por tantas noches de desvelos, curarte y rezar por ti.....NADA

Por la alegría y el amor de nuestra familia.......................NADA

Por temor y preocupaciones cuando enfermabas............NADA

Por comida, ropa y educación..............................................NADA

Por tomar tu mano y darte apoyo.......................................NADA


Cuando el niño termino de leer lo que había escrito su madre, tenia los ojos llenos de lágrimas.
La miro a los ojos y le dijo: "Te quiero mama......."
Luego tomo el lapicero y escribió con letra muy grande: "TOTALMENTE PAGADO"

Así somo las personas, como niños, queriendo recompensa por las buenas acciones que hacemos.
Es difícil entender que la mejor recompensa es el AMOR y, que para nuestra suerte es totalmente ¡¡GRATIS!!

17 comentarios:

ISIUS dijo...

Holaaaaa,
¿soy la primera?
Hay, las madres...esos seres que nos cuidan sin esperar nada a cambio y lo mal recompensadas que están muchas veces...como dice mi madre:
"cuando seas madre lo sabrás".
Besazos

Brisa67 dijo...

Hermosa entrada Angelosa.
No hay mayor satisfacción que la de hacer felices a los demás, sin esperar nada a cambio.

Un fuerte abrazo

VeRo dijo...

Me ha encantado esta entrada, sencillamente preciosa...

Cuidate mucho, un besazo!!

Salegna dijo...

Como me ha gustado, es verdad que el amor no tiene precio, lo damos porque queremos sin esperar nada a cambio.
Un beso preciosa

marsonsa dijo...

Precioso escrito...es cierto que muchas veces hacemos cosas esperando una recompensa...a mi modo de ver eso es triste pues como tu dices la mejor recompensa es el amor...si somos queridos y aun mas importante, si sabemos querer, aprendemos a amar entonces si somos ricos del todo. Lo más importante para mi en este mundo perdido es ver como dia a dia tengo personas que me aman y esperan que yo las ame. Ese es el gran regalo de la vida:El amor.

feli dijo...

Hola , estas mas animada que yo , bueno pronto estare biem.....
Bueno, la entrada estupenda , pero somos humamos .
Angel ,tu eres unica y yo soy la leche jijij como seres humanos somos falos , perfeito solo uno y no ha podido agradar a todos...
solo pido a Dios que mi de la sabeduria y un corazon para ser a cada dia mejor persona ....

Besotes y achuchones de panda

megg dijo...

jjaja ya conocia yo esta carta ,hace unos años la puse en practica ,con mi hija que me pedia dinero para bajar la basura

jajaja tan cierto como ser madre
sin cobrar por ello

por eso no les doy paga jajajajaja
bueno la mayor nada que ya esta en su casita
pero el peke si quier paga se la gana jajajajaja
que mala soyyyyyyyyyyyyyy
besotes

MARI dijo...

Una buena lección de amor....pero si yo tengo un hijo así le doy pal pelo jajajajaja!!.....yo como meg mala malísima jajaja!!...

Saludos

* Cris * dijo...

Me encanta tu blog, que aquí esoty visitándote... Muy bonita lección de amor la que nos acabas de dar con tu post. Como dice Vero, sencillamente, preciosa.
Seguiré leyéndote...
FELICES FIESTAS a ti también
Besos!

Astrágalo dijo...

¿Y tu, cuantas canicas rojas debes?... en mi blog me puedes contestar, bonita entrada!!
Oye, que no se me olvide, FELIZ AÑO NUEVO!!!,

Un besito astragalin.

Anónimo dijo...

Que verdad es que las madres lo damos todo sin esperar nada a cambio y matandote toda la vida para que no te echen nada en cara,que hay veces que se vuelven egoistas y joer te sacan los ojos.Hace ya casi 15 años que entiendo a la perfeccion a mis padres,esto es una rueda,todos pasamos por lo mismo,asi que nada,luchando por sacar a este adolescente adelante y hacer de el buena persona, sin tener manual ninguno,jajaja,un beso preciosa
ion-laos

Ayla dijo...

Así es, verdaderamente pienso que el amor más puro es el de una madre, que siempre dá sin esperar niguna recompensa. Lo dificil es que el niño lo entienda.

un besazo guapa!!

Anónimo dijo...

ANGELOSA de donde sacais esos relatos tan bonito?. Ayer ASTRAGALOS me dejó totalmente pensativa con sus canicas y hoy tú. Por todas estas cosas merece la pena leeros, por todo lo que se aprende. El relato no ha podido ser mejor.AFRICA04.

Miguel dijo...

Simpático relato. Tanto como profundo. Uno no puede pasarse la vida negociando. La vida no es un negocio, o si lo es, es un mal negocio, porque para ser feliz se tiene que dar mucho sin que importe recibir nada a cambio.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Que tengas buena entrada de año,preciosa, un besote grandeee
ion-laos

Noia dijo...

lo habia leido por algun lugar antes pero igual me gusto mucho, las madres y Dios las unicas personas que hacen algo sin padir nada a cambio.

PETALO dijo...

Como siempre mi querida niña, precioso tu escrito. Esas madres que lo dan todo a cambio de nada y much@s de nosotros no somos muy buen@s pagadores, se conforman con tan poquito..... mi madre tambien me dice: "ves ahora sabes lo que es" y muchas veces, por no decir todas tiene razon y eso que tengo una hija estupenda, pero que tiene su caracter y algunas veces duelen algunas cosillas, pero es hija y todo se perdona.
Mi niña, por si no nos hablamos FELIZ 2009, que venga cargadito de todo lo que tu pidas y cuidate muchos. Besazos.

Publicar un comentario

¡¡ cuentame y no mires atras !!


Gracias querida Gata, sigo aquí, pero sin ganas de nada.

MI SALONCITO DE REGALOS Y PREMIOS