miércoles, 22 de diciembre de 2010

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!


Ya es Navidad,
y ¿qué has hecho?
otro año se acaba
y uno nuevo va a empezar.

Y ya es Navidad,
espero que te diviertas,
el que está cerca y el querido,
el viejo y el joven

Y unas muy muy Felices Navidades
y un feliz Año Nuevo,
dar esperanza es bueno,
sin ningún miedo.

Y ya es Navidad,
para los débiles y los fuertes,
para los ricos y los pobres,
es mundo está tan mal repartido.

Y unas Felices Navidades,
al negro y al blanco,
al amarillo y a los rojos,
que se paren todas las luchas.

La guerra a terminado,
si tú lo quieres
la guerra ha terminado.....


¡¡¡FELICES FIESTAS!!!, espero y deseo de todo corazón que paséis una fiestas maravillosas en compañía de todos vuestros seres queridos, echaremos en falta a alguien, pero estoy segura que están con nosotros, acariciando nuestro pelo o dándonos un beso en la mejilla. Disfrutar, con alegría , con paz, con amor, con verdad, con armonía. Un gran beso para cada uno de vosotros.

PD. Tenéis un pequeño regalo, llevaros el que queráis.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¿COMO VA A SER TU DIA?



Esta mañana me he despertado pensando en todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj marque la medianoche. Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. El trabajo consiste en escoger que clase de día voy a tener porque:


" Hoy puedo quejarme porque esta lloviendo o dar gracias de que las plantas se están regando".


" Puedo lamentarme por todos los achaques de salud que tengo o alegrarme por estar viva".


" Puedo ponerme triste por las cosas que mis padres no me regalaron siendo niña o disfrutar de la vida porque me permitieran haber nacido".


" Puedo llorar porque las rosas tienen espinas o por el contrario celebrar que las espinas tienen rosas".


" Puedo compadecerme por no tener todos los amigos que quisiera o embarcarme en la aventura de establecer nuevas relaciones, conocer a gente nueva".


" Puedo quejarme por tener que ir a trabajar o dar las gracias porque es una fortuna tener trabajo".


" Puedo murmurar que aun tengo pendiente tareas en casa o sentirme honrada porque tengo un techo".


Lo que suceda hoy depende de ti. Tu eres la escultora que debe darle forma al día. Si quieres vivirlo a lo grande, solo tienes que pensar en positivo y tener confianza en ti misma: tu decides.


A los optimistas nos gusta ver el vaso medio lleno, los pesimistas suelen verlo medio vació. Ojala este mensaje te ayude a tener una actitud positiva cada mañana. Gran parte de tu destino esta en tus manos.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

CUANDO ME AMÉ DE VERDAD

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme.

Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades.

Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento.

Hoy sé que eso se llama… madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada.

Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud.

Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo.

Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces.

Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez.

Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada.

Y esto es… ¡¡saber vivir!!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin


Es una de las mejores reflexiones que he leído ultimamente, me ha encantado.


Gracias querida Gata, sigo aquí, pero sin ganas de nada.

MI SALONCITO DE REGALOS Y PREMIOS